Por la pandemia de coronavirus, los lugares turísticos de San Juan explotaron. Las alternativas empezaron a crecer para los pobladores locales que, en la mayoría de los casos, descubrieron paisajes y zonas de la provincia que antes no figuraban en los primeros planos. Este es el caso de Pedernal, ubicado a tan solo 90 kilómetros de la Ciudad de San Juan en el departamento Sarmiento.

Un perfecto cóctel turístico rodea a este atractivo: montaña, vino, agua, deporte aventura y naturaleza. Día a día crece su oferta de alojamiento, recreación y gastronomía para los visitantes. Según publicó Diario de Cuyo, desde el Ministerio de Turismo sostuvieron que después de los cuatro departamentos turísticos por excelencia de la provincia (Valle Fértil, Jáchal, Iglesia y Calingasta), el que sigue es Sarmiento. Según Roberto Juárez, secretario de la Cartera de Turismo, esto se debe al trabajo de promoción y a la variedad de ofertas que este destino ofrece.

La cascada de Santa Clara, uno de los atractivos de PedernalTiempo de San Juan

Según Juárez, “actualmente hay unos 25 emprendedores entre alojamiento y gastronomía, sumado al descubrimiento de nuevos circuitos de trekking y de naturaleza que los guías están ofreciendo”. Por otro lado, María Elena Rego, directora de Turismo de Sarmiento, indicó que algo determinante también fue la inclusión de las bodegas de esta localidad a la Ruta del Vino y también las actividades tipo cabalgatas.

Para el Ministerio de Turismo, Sarmiento ocupó durante varios meses el 5to lugar más solicitado para hacer turismo, según los permisos entregados. Pero como en las últimas semanas se habilitó el santuario de la Difunta Correa, Caucete lo desplazó al 6to lugar. Del total, un 6,3% de las habilitaciones para viajar por la provincia son para ir a Pedernal.

El aire puro y la naturaleza extrema se combinan en excelentes oportunidades para los visitantes, como son los diques, las cascadas y los senderos llenos de sorpresas. Con la ayuda del Municipio, los vecinos buscan la manera de poder emprender y ofrecer ciertos servicios básicos.