Un hombre de 25 años fue detenido en la puerta de un negocio céntrico luego de que molestara y hasta manoseara mujeres. Cuando la Policía lo intentó detener, el sujeto se hizo el desmayado. Será juzgado por el fuero flagrancia.

El sujeto fue identificado como Franco González. El hecho ocurrió este miércoles 18 de noviembre en la intersección de calle General Acha y Santa Fe, en la puerta de un reconocido local de venta de artículos de limpieza de Capital. Las víctimas aseguraron que González no quería robarles sino tocarlas.

De acuerdo a lo informado por fuentes policiales, el acosador les decía a las víctimas groserías y hasta llegó a posarse las manos en sus partes íntimas. Una de las mujeres acosadas decidió comunicarse con la Policía para pedir ayuda. Cuando llegaron los efectivos de la Comisaría Tercera, González se tiró al piso. Decidió hacerse el desmayado para evitar caer detenido.

Al ser detenido, los uniformados notaron a González un poco alterado, con los ojos rojos. Es por esta razón que pensaron que quizá había consumido alguna sustancia ilegal. El detenido tiene domicilio en Concepción y ahora deberá enfrentar a flagrancia por el delito cometido.

Desde la seccional indicaron que no es común que una persona acusada de un delito se haga la desmayada para evitar la detención. Sí han sufrido destrozos en los patrulleros e intentos de fuga, pero esta clase de estrategia es la primera vez que la usan.