Una gran sorpresa mezclada con miedo fue lo que generó entre los vecinos de la Villa General San Martín, en Albardón, un posible ritual de magia negra. Es que, entre dos árboles ubicados en calle Italia a pocos metros de la intersección con calle Libertad, hallaron una estatua de San La Muerte posando sobre un árbol y en el otro, una cruz.

Según publicó Tiempo de San Juan, los vecinos de la zona comentaron que la cruz la habían visto hace ya unos días sobre ese árbol y que no estaba ni amarrada ni atada, simplemente afirmándose. Un testimonio aseveró que hace dos años se produjo un accidente fatal contra ese árbol donde dos personas perdieron la vida y por eso creen que los propios familiares pusieron la cruz ahí.

El martes pasado, cuando el diario digital Tiempo de San Juan llegó al lugar, la cruz ya no estaba y ninguno de los entrevistados supo explicar si alguien se la había llevado. Por otro lado, uno de los vecinos sí contó que hasta el mediodía del martes la cruz seguía posando sobre ese árbol entonces deducen que alguien la sacó en la siesta.

En cuanto a la imagen de San La Muerte, sostuvieron que al menos hasta la noche del lunes permanecía completamente íntegra y que el martes la vieron totalmente destruida, decapitada y con la cabeza tirada en la cuneta cercana al árbol donde posaba. Entre otras cosas, estaba cortada a la altura de las piernas aunque esas dos partes (cuerpo y piernas) aún continuaban sobre el árbol. Por debajo de la estatua había una remera negra que servía de base. Los vecinos tampoco supieron explicar quién la habría roto aunque sí afirmaron que había aparecido el lunes y que en la madrugada del martes la habían destrozado.

La cabeza de la estatua de San La Muerte apareció separada del cuerpo.Tiempo de San Juan

Por último, los vecinos contaron que habían encontrado muchas velas yendo por calle Italia hacia el este, sin embargo, cuando Tiempo de San Juan fue hacia ese lugar, las velas ya no estaban y no había siquiera restos de ellas.