El video de una familia sanjuanina reaccionando ante el terremoto del pasado lunes por la noche se volvió viral y logró transmitir sin filtro lo que fueron segundos de pánico en San Juan. El portal Tiempo de San Juan logró dar con la familia en cuestión, los Catala, y obtuvo el relato en primera persona de los protagonistas.

Escenas como esta se vivieron en, prácticamente, todas las casas de San Juan y, por qué no, otras provincias. El terremoto de 6,4 sorprendió a propios y a extraños. Andrea y Sergio viven con sus dos hijos en el Barrio Aramburu, Rivadavia. En el video viral puede verse cómo estaban viendo televisión mientras el más grande de los chicos estaba recostado sobre el sillón. El más pequeño jugaba con la mascota de la familia, “Chimuelo”.

De repente, todo comenzó a moverse y casi instintivamente se juntaron todos debajo del marco de la puerta y se abrazaron. Sin lugar a dudas una de las imágenes más conmovedoras que dejó el fortísimo temblor sanjuanino. “Los chicos querían bajar por las escaleras, les dije que no. Entonces nos abrazamos y nos quedamos bajo el marco de la puerta. Nos protegimos y empezamos a rezar”, contó la mujer.

Ellos tienen una cámara de seguridad instalada en el living comedor de su casa. Los angustiantes momentos quedaron registrados y contaron que en el departamento de al lado una vecina se había quedado encerrada con su bebé. “Se le quedó trabada la puerta, no la podía abrir. Automáticamente nos solidarizamos y fuimos a socorrerla”, contaron.

Además, confesaron que luego del terremoto, sus hijos quedaron asustados por lo que trasladaron todos los colchones para dormir en el living. “Ellos están con miedo, sobre todo después de las réplicas. No quisieron dormir en sus cuartos, prefirieron quedarse cerca de la puerta. Por suerte todo pasó y no tuvimos que sufrir ningún daño, ni nadie del vecindario. Fue un momento de terror, que no se lo deseamos a nadie”, concluyeron.