Hay una diseñadora sanjuanina que lleva más de 30 años siendo reconocida a nivel internacional en el mundo de la moda. Se trata de Emilia Fernández, quien a lo largo de las últimas décadas ha ido creando piezas únicas que fueron usadas por modelos y famosos de alta costura. En el marco de la celebración del Día de la Madre, habló con Diario La Provincia SJ y repasó varios momentos de su exitosa carrera.

//Mirá también: Tragedia en San Juan: unos de los fallecidos en Ruta 20 era veterano de Malvinas

Según contó la mamá de Andy y de Camila, en este 2021 se cumplieron 10 años de la muerte de una de sus hijas. “Algo pasó en mi porque si bien creo que ese momento fue el más shockeante de mi vida, decía ‘esto tiene que tener otra información, qué somos y para qué estamos acá en la tierra’. Comencé a estudiar física cuántica, estudié bioneuroemoción con Eric Corbera en Barcelona y me recibí en 2016 en la Universidad de Mendoza. En el trayecto de todos estos años lo único que hice fue investigar quiénes somos y para qué estamos acá”, indicó al respecto.

Sobre esto, la diseñadora agregó: “Cuando descubrí lo que nos hacíamos a nosotros mismos, a través de mandatos y creencias ya sean colectivas familiares e individuales, pude comprender que ciertas decisiones que Andy tomó y que yo no podía comprenderlas en ese momento. Después de mucho estudio me encuentro conmigo misma, es un encuentro muy hermoso porque no es desde el ego, la Emilia diseñadora o empresaria, sino desde el ser, desde lo más profundo del alma. Me di cuenta que no miramos el cuerpo sino el alma”.

Emilia Fernández, la diseñadora sanjuanina de renombre internacional

“La mirada de Andy se quedó penetrada dentro mio, vive dentro mio y es así que la voy llevando día a día para todos lados donde voy, y a Camila también. Mi filosofía de vida es que somos eternos, que no morimos sino somos pura energía y la energía nunca muere, se transforma. Antes era una madre que estaba muy arriba de mis hijas, tratando de mirar que siempre estén a salvo “de...”, no sé de qué. Si como mamás estamos tan llenas de miedo y pensando en que en todo momento les puede pasar algo, lo mejor que podemos hacer es cultivarnos”.

Desde ese momento, Emilia cambió su manera de reflexionar acerca de la vida de sus hijas y aconseja: “Como mensaje para las mamás, después de todo lo que he estudiado y todos los momentos fuertes que he pasado y sombras que he enfrentado, les puedo decir que conecten con ellas mismas y sabiendo que somos energía y que cada decreto que decimos a nuestros hijos no lo estamos salvando sino sentenciando, se van a dar a dar cuenta de la cantidad de cosas bonitas que sí queremos desearles”. Luego, agregó: “Creo que cuando a un hijo le enseñamos que puede caer y levantarse cien veces, hacemos un hijo con todas las capacidades para que pueda afrontar el día a día, un hijo fuerte. ¿Qué quiero, un hijo para mí o para la vida? Yo quiero un hijo para la vida, que pueda tener cada situación y sepa afrontarlas a cada instante”.

“Es un honor poder acompañar a muchas mamás que sienten que al irse un hijo, a veces no pueden. Desde mi lugar les digo que sí, que sí se puede y mientras vamos haciendo una caminata, hablando y charlando de nuestras hijas, siempre les repito ‘la muerte no existe, ella vive en vos. Si pudiste verle los ojos cuando la amamantabas y ver el alma de tu hijo, sabés perfectamente que no es un cuerpo’, eso es parte de todo lo que llevamos adentro”, reconoció.

//Mirá también: El sanjuanino que arregla gratis las computadoras de Conectar Igualdad y que es furor

Finalmente, Emilia concluyó: “Lo que le puedo ofrecer al mundo es mi arte, mi filosofía de vida y mi aquí y ahora, el brindarme desde el corazón. Me gustaría que me recuerden desde el corazón, por mi espontaneidad, desde la autenticidad, de dar lo mejor de mí a cada instante. Me pasa con mi familia, amigos, gente que me rodea, compañeros de trabajo, con todos voy dando lo mejor de mí y eso me gustaría”.