La famosa abogada sanjuanina María Filomena Noriega fue noticia durante el último fin de semana pero esta vez no en el ejercicio de su profesión sino por una presunta reunión clandestina. El sábado a la madrugada la Policía llegó hasta un domicilio en el que se encontraba ella junto a otras personas más y el caso terminó siendo de público conocimiento.

//Mirá también: En el último fin de semana desbarataron 6 reuniones clandestinas en San Juan, entre ellas, un cumpleaños de 15

Ante esta situación, la abogada declaró a Tiempo de San Juan: “No se hizo ninguna fiesta clandestina, estábamos en una reunión donde vivo yo, con mi mamá, mi hermana. Estábamos tomando café, hablando de que mi cuñada se había recibido de masoterapeuta. Golpean la puerta, caen ocho patrulleros. Los invité a pasar, le dije que vieran”.

Además, advirtió: “Me siento totalmente vulnerada en los derechos. En ningún momento existió ninguna fiesta clandestina, solo la reunión familiar. Voy a hacer la denuncia pertinente en Control y Gestión ya que considero que hay un abuso de autoridad por parte de la policía. Las 4 vivimos ahí, es nuestro domicilio. Además, el acta me lo hicieron por música fuerte, lo cual no fue así y tampoco nos hicieron número de personas, ni alcohol”.

Durante el procedimiento llevado adelante por los efectivos policiales, Noriega indicó: “cortaron la cuadra, un despliegue importantísimo, la verdad que estaba sorprendida e indignada. Esto no va a quedar así, voy a ir en contra de la policía”, y habló del “mal momento que hicieron pasar a mi familia”. Por último, contó que no sabe de dónde provino la denuncia: “Ellos (por la policía) dicen que han sido los vecinos y no creo porque no teníamos ni música. Es más, los invitamos a pasar para que vieran que no había alcohol ni música ni nada, no pasaron. Para mí es una persecución”.

//Mirá también: En San Juan quieren flexibilizar las restricciones para quienes ya están inmunizados

Por su parte, el parte de relaciones policiales informó que el personal de la Comisaría 4º llegó a la vivienda de la abogada que está ubicada en calle Florentino Ameghino norte, en Capital, por un llamado al 911 que indicaba que había allí había un encuentro social con música a un volumen muy elevado. Por estos motivos, las cuatro mujeres quedaron vinculadas a “Expediente Contravencional N° 1594 y N° 1595 por infringir los Art. 98º y 162º  a disposición del 3° Juzgado de Faltas”.