Son estudiantes de la escuela Comandante Espora del departamento 25 de Mayo y venden sets de baño hechos por ellos para poder costear su cena de egresados. En total, son 18 alumnos de este establecimiento educativo que conformaron una “empresa” y venden sus productos en el paseo de los artesanos de su localidad.

//Mirá también: Las sanjuaninas campeonas del mundo vuelven al ring y en una misma velada

Según publicó Diario La Provincia SJ, empezaron con las prácticas de la materia Proyecto Tecnológico, del sexto año de la escuela. Allí, crearon una empresa llamada Soft y venden sus productos en ferias de artesanos. Según contó el profesor de la materia, Pablo Benito, “el objetivo es que los chicos aprendan cómo desarrollar una empresa, cómo capitalizar, socializar, armar la estructura de la empresa con director de marketing, de venta, de producción. Dentro de esas direcciones trabajan tal cual fueran una empresa”.

El set de baño desarrollado por los chicos es bastante original y cuenta con materiales reciclados. Tiene un portarrollo de papel higiénico y varios compartimientos. Está elaborado en madera de álamo con una película que repele el agua y tiene un diseño práctico y estético. Lo que es el corte de la madera y el cepillado lo tuvieron que tercerizar. “Se han capitalizado vendiendo acciones de la empresa y con eso han comprado el material que son los tornillos. Todos son reciclados con madera de pallets donados por las fincas y el palo del portarrollo es el palo de escoba”, agregó el docente.

Este es el set de baño que fabrican los chicos de la escuela Comandante Espora

Uno de los alumnos, Gabriel Bustos, contó: “Decidimos buscar algo con madera y la manera de poder hacer un producto que llamara la atención pero que fuera reciclado a bajo costo. Nos propusimos hacer portarrollo porque vimos que era fácil hacerlo. Juntamos la madera y nos pusimos a disposición de hacerlo”. Fue gracias a internet que pudieron encontrar varias opciones y pudieron adaptar su idea para que fuese original. Ellos venden el set a 800 pesos, mientras que en las redes este tipo de productos se venden en más de 2 mil pesos.

//Mirá también: La sanjuanina que venció al cáncer y que hoy tiene una fundación para acompañar a los enfermos

Otro alumno, Mateo Correa, concluyó: “Por ahora estamos pensando que quien quiera seguir con el proyecto fuera de la escuela, que lo haga. El programa nos dio la iniciativa y si se da bien, que lo siga haciendo”.