La provincia de San Juan quedó conmocionada desde el último viernes, cuando se conoció la noticia del femicidio seguido de suicidio en Media Agua. El trágico hecho ocurrió al interior del Barrio Patiño y tuvo con víctima a Brenda Carolina Flores, una joven de 25 años que fue asesinada por varias puñaladas por parte de su esposo, Marcelo Vilche, de 44 años, quien luego se quitó la vida.

//Mirá también: Dramático testimonio del padre de Brenda Flores: “Mi nieta vio todo”

En este marco, la fiscalía indicó que ahora será el Juzgado de Paz quien se encargue de la situación de los tres hijos que tenía el matrimonio. Se trata de una pequeña de 3 años, y dos más grandes de 6 y 8, respectivamente. Por el momento, están al cuidado de familiares por la parte materna.

En el curso de la investigación, desde la fiscalía de Delitos Especiales indicaron que todas las pistas encaminan a una sola hipótesis, que es la de que efectivamente hubo un homicidio seguido de suicidio. Un detalle aterrador es que la nena de 3 años fue testigo y presenció el hecho.

//Mirá también: Conmoción en San Juan: mató a su pareja y después se quitó la vida

Según la autopsia, Brenda murió por shock hipovolémico causado por las 15 puñaladas que le asestó Vilche. En la escena del crimen se pudo secuestrar un cuchillo, que según los investigadores sería de tipo carnicero de unos 20 centímetros de largo. Según explicó el fiscal Adrián Riveros, “La que los encontró fue su hijita en común quien dio aviso a su tía que vive en una vivienda contigua y a partir de ahí se solicitó la presencia de la policía”.