Julieta Viñales tenía 18 años, sufrió muerte cerebral tras someterse una operación de amígdalas y falleció luego de agonizar 18 días. Melany Castro tenía la misma edad y murió en su domicilio a raíz de una hemorragia digestiva que fue ignorada por médicos de una clínica y del servicio de ambulancias. Ambos son dos de los casos de mala praxis más resonantes de los últimos tiempos en San Juan.

Las familias de ambas adolescentes, junto a otras que atravesaron situaciones similares, se unieron para pedir justicia y en ese marco, marcharon juntos por primera vez por las calles de la ciudad capital, según publicó Diario Huarpe.

El pequeño Lian murió durante el parto debido a una cesárea realizada demasiado tarde.Diario Huarpe

Con pancartas y banderas, la concentración, que tuvo lugar en la Plaza 25 de Mayo, reunió a más de un centenar de personas que hicieron oír su reclamo repitiendo una y otra vez el grito de “¡Justicia, justicia!”.

La marcha tuvo su punto de partida en la Iglesia Catedral y desde allí la manifestación se desplazó a cada uno de los diferentes sanatorios apuntados por mala praxis, donde elevaron su reclamo con bombos y cánticos.

Melany Castro pasó doce horas sin atención en una clínica pese a los fuertes dolores que padecía. Murió en su domicilio.Diario Huarpe

Los organizadores de la iniciativa señalaron que es la primera vez que realizan una manifestación que englobe a todos quienes sufrieron negligencia por parte de personal médico, hospitales o clínicas, según las distintas denuncias.

Por el momento, no descartan conformar una asociación para avanzar en su reclamo y aprovecharon la ocasión para pedir que se avance con el proyecto de Ley Nicolás, que contempla la creación de un registro público que exhiba las matrículas de los profesionales involucrados en casos de mala praxis.

Marcelo Espejo ingresó al quirófano para ser operado del hombro y murió por una sobredosis de anestesia.Diario Huarpe