Un nuevo y grave hecho de violencia de género sufrió una mujer el pasado sábado después de mediodía en la Villa Nacusi, Rawson, por calle Salvador María del Carril. La víctima, contó que su ex pareja no solo la agredió sino que también la privó de su libertad. Afortunadamente, la mujer pudo llamar al 911 para pedir ayuda, pero el suceso desencadenó en que el agresor se terminó apuñalando a sí mismo. De igual manera, personal policial logró detener al violento.

La mujer de 58 años, identificada como H.S., vivió momentos de terror y angustia luego de que su ex pareja llegara a su casa para agredirla. De hecho, el violento ingresó a su habitación, trabó las puertas y ventanas del lugar, y comenzó a amenazarla con un arma blanca, según relató la mujer.

Pero antes de ser encerrada, H.S. logró llamar al 911. Cuando el personal policial llegó al domicilio, tuvieron que saltar una medianera para ayudar a la víctima de violencia de género que estaba encerrada con su agresor. Al ver que todos los posibles ingresos a la casa estaban trabados, los efectivos policiales tomaron la decisión de derribar una de las puertas, siendo éstos alertados por los pedidos de auxilio de la mujer desde el interior de la vivienda.

Al ser sorprendido por los oficiales, el agresor se apuñaló a sí mismo en la zona del abdomen. Acto seguido, notifican a emergencias médicas para que lo atiendan y luego trasladen al Hospital Guillermo Rawson, aunque siempre en calidad de detenido con custodia policial.

El agresor fue identificado como Rodolfo Tobares, de 62 años de edad, con domicilio en el barrio Belgrano, en el departamento de Rawson. Desde el hospital informaron que el hombre sería intervenido quirúrgicamente y que su estado es grave. Por el lado de la víctima, fue contenida y trasladada al Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (CAVIG).