A pesar de que desde hace 11 días el campo está en paro, en San Juan no hay faltante de carne pero sí un aumento importante. Según publicó Tiempo de San Juan, la suba promedio aproximada de este producto es del 10%.

//Mirá también: Ocho empleados de un hotel sanjuanino fueron despedidos y reclaman que les quieren pagar la mitad de la indemnización

Sebastián Parra, empresario sanjuanino del rubro, dialogó con el diario local y analizó la situación, explicando cómo fue el consumo de la carne por parte de los clientes y los motivos del aumento de precios durante los últimos días. “Lo que ha sido esta semana, inclusive la semana pasada, el aprovisionamiento de carne no se ha visto muy afectado porque las ventas han sido muy bajas. Las medidas de restricción de circulación en el marco del coronavirus parece que influyeron en el consumo de carne por parte de los clientes”, afirmó.

Además, Parra sostuvo que “los frigoríficos que proveen de carnes a San Juan han estado trabajando con la carne que tenían ellos, almacenada, y hasta ahora no hay faltante. Sí estamos esperando cuales son las próximas decisiones de la Mesa de Enlace para ver qué es lo que va a pasar, porque nosotros también desde acá lo único que sabemos es que el campo está de paro, que no se están vendiendo animales y están vendiendo lo que tienen. Hay que ver hasta cuándo van a aguantar así”.

“Si el paro se termina este día miércoles como se decía que iba a ser, no íbamos a tener ningún problema de falta de mercadería, pero si continúa ya sé que algunos frigoríficos en el país no tendrán carne. Hay que esperar a ver qué pasa. Es muy pronto todavía poder dar algún lineamiento al respecto. Hay que esperar cuál es la decisión de la Mesa de Enlace y ver cómo transcurre eso. En una semana normal a esta altura ya estaríamos sin carne, pero bueno, la semana pasada las ventas estuvieron flojas”, destacó el empresario.

//Mirá también: San Juan destinará mil millones de pesos para proteger 15 mil puestos de trabajo

Por último, detalló: “El aumento aproximado del 10% en el precio de la carne ha sido paulatino desde que empezó el paro del campo. El aumento se debe pura y exclusivamente a una cuestión de oferta y demanda, es decir, hay poca mercadería y mucha demanda de esa mercadería. No fue por ningún otro factor externo a lo que es el consumo”.