Luego de que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se decretara una serie de estrictas restricciones horarias para mitigar los efectos de la segunda ola de coronavirus, en San Juan analizan la situación. Es que, como esto supone una merma en la actividad económica, desde la Provincia estiman que la caída no será significativa en los recursos que llegan por la coparticipación.

Así lo afirmó la ministra de Hacienda y Finanzas, Marisa López, a Diario Huarpe. Además, indicó que la contención del gasto y la mejora en la recaudación en los primeros meses de 2021 generaron un buen colchón económico para enfrentar los desequilibrios financieros provocados por el Covid-19.

Según López, “hoy atravesamos una situación muy diferente a la que tuvimos en 2020 donde se produjo, con la Fase 1, el cierre de toda la actividad económica. En su momento proyectamos una caída que luego, con el correr de los meses, fue más positiva de lo esperado y cerramos el año con una merma sólo del 10%. En la actualidad no hay cierre de actividades, hay un límite en cuanto al horario de apertura. Obviamente esto puede producir una disminución, pero no es comparativo con lo que pasó en 2020”.

También, la funcionaria resaltó el hecho de que la Provincia viene conteniendo el gasto corriente desde marzo de 2020. “Esto, sumado al incremento en la recaudación, que en febrero rondó el 5% más y en marzo el 10% más de lo presupuestado, nos permite tener una reserva suficiente para enfrentar lo que viene”, explicó. Por estos motivos, el Gobierno de San Juan logró ahorrar arriba de los $1.500 millones.

“Si hubiera una merma en los ingresos que recibe la provincia por coparticipación recién lo notaríamos en el mes de mayo” y sentenció que “la actividad comercial e industrial está funcionando y por lo tanto esperamos que, si hay una merma, no sea significativa, ni siquiera similar a lo que pasó en 2020”, concluyó.