El terremoto del pasado lunes 18 de enero afectó de manera grave principalmente a cuatro departamentos de San Juan: Rivadavia, Sarmiento, Santa Lucía y Pocito. Ante los relevamientos que indicaron cientos de casas dañadas por el sismo, el presidente Alberto Fernández garantizó la construcción de 1.800 viviendas para los damnificados, de las cuales 850 serán edificadas en Rivadavia.

De hecho, en el departamento del oeste del Gran San Juan se construirá un enorme barrio con esa cantidad de casas cuya licitación será llamada a la brevedad. De esta manera, se convertiría en el tercer complejo habitacional más grande de San Juan luego del barrio Aramburu y del Valle Grande. El terreno en el que ya empezaron a trabajar las máquinas nivelando el suelo está ubicado en calle Pellegrini y cuenta con 40 hectáreas.

El nuevo gran barrio será poblado por los vecinos de los asentamientos La Paz, Pellegrini, RIM 22 (de Marquesado) y Evita. Según publicó Tiempo de San Juan, Fabián Martín, intendente de Rivadavia, explicó: “Va a ser un logro histórico, implica un montón de avances y progreso. El municipio los asiste en forma permanente porque cuando llueve hay que asistir a las familias que pierden lo poco que tienen y ahora con el terremoto, la situación se complicó. Es importante aclarar que ya se venía trabajando en erradicar estos asentamientos, el  terremoto aceleró los tiempos y duplicó la cantidad de viviendas que se edificarán”.

Además, el jefe comunal afirmó que son 400 las familias que ya venían pagando una chequera por las casas que serán licitadas: “Siempre hubo voluntad de pago, los vecinos quieren pagar sus casas”. Se estima que la entrega de llaves se realizará dentro de un año aproximadamente. La localidad de La Bebida tiene 30 mil habitantes, una sola escuela, una comisaría y un solo centro de salud. Al localizar a 850 familias se evaluará la dotación de más servicios a los vecinos que, lógicamente, van a necesitar más establecimientos educativos a donde mandar a sus hijos y mayor atención sanitaria. Por otro lado, solo hay un club deportivo que tiene una infraestructura insuficiente para la demanda que generará la nueva población barrial.

También existe un trabajo realizado con las uniones vecinales de La Bebida y también con profesionales de la Universidad Católica de Cuyo y la Universidad Nacional de San Juan, donde proyectan la localidad a 15 años contemplando el crecimiento y por supuesto las nuevas demandas sociales que habrá en el área. Asimismo, buscarán aumentar la frecuencia de colectivos por la zona ya que para llegar desde La Bebida hasta el centro sanjuanino demanda más de una hora y media.