A dos semanas del terremoto de 6,4 con epicentro en San Juan, aún continúan relevándose las pérdidas materiales y los daños en los distintos edificios de la provincia. Según el relevamiento realizado por la Dirección de Infraestructura Escolar, al menos 110 establecimientos educativos fueron dañados por el sismo.

Según publicó Diario Huarpe, Oscar Montero, director de Infraestructura Escolar que depende del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, los trabajos en las roturas que cada escuela presente demorarán entre tres a seis meses, por lo que cuando los chicos regresen a las aulas el próximo 1 de marzo, se encontrarán con los distintos trabajos de refacción.

“Fue un informe dinámico porque al principio eran algunos establecimientos los dañados y después se fueron sumando otros. Hasta el momento hemos relevado la mitad de los afectados”, contó Montero. El funcionario indicó que lo primero que van a realizar es una inspección ocular que consistirá en determinar el grado de los daños y si los mismos pueden poner en riesgo la estructura. De esa manera van a poder precisar si la afectación es leve o grave.

Por otro lado, se evaluarán las condiciones de cada institución en función de si reviste o no carácter patrimonial, ya que de ser así no se podrá hacer una reparación rápida y superficial. De hecho, en estos casos se deberá convocar a un equipo de técnicos que seguirán los lineamientos de la Dirección de Patrimonio para, de esa manera, poder conservar las condiciones históricas.

Montero explicó que los daños más reportados son vidrios  rotos y agrietamiento en el cielo raso: “Hay daños que son menores, esa es la gran mayoría, pero el resto, puede presentar algún perjuicio a futuro para esa estructura”. En total son alrededor de 90 las escuelas con daños leves y si bien las escuelas más afectadas fueron las de Pocito, Sarmiento y La Bebida, también algunos edificios en Capital presentaron roturas.