Este lunes, el catequista que fue detenido por presunto abuso sexual de dos alumnas de 4 y 5 años, Cristian Guillén, se presentó en Tribunales para la audiencia de formalización del caso en el que está involucrado. Durante el transcurso de la mañana, el juez de Garantías le dictó la prisión preventiva por 5 meses, por lo que continuará detenido.

//Mirá también: Detuvieron al profesor de Catequesis y ahora lo acusan de dos abusos a menores

Según el magistrado Federico Rodríguez, “en libertad arriesgaría la investigación ya que desde que se dio a conocer el primer caso, como efecto dominó, se sumaron otras denuncias”. Por esto, fundó la medida cautelar que había solicitado la Fiscalía de la UFI ANIVI. En un principio, Guillén fue denunciado por haber manoseado a dos alumnas del Colegio Santa Teresita de Rawson, pero luego, durante el último fin de semana, se sumaron más denuncias en su contra.

En total, el catequista afronta ahora 5 acusaciones, una de ellas la más grave, por abuso sexual con acceso carnal agravado. Las otras, por abuso sexual simple agravado por ser el encargado de la enseñanza. Al llegar a la sala, el acusado se mostró en silencio y le pidió un papel y un lápiz a la abogada defensora, Sandra Leveque. La audiencia se llevó a cabo a puertas cerradas, ya que las presuntas víctimas son menores de edad.

//Mirá también: Denuncian a un profesor de Catequesis por el presunto abuso de una niña de 5 años

Guillén se abstuvo de declarar como parte de la estrategia de la defensa. Su abogada defensora manifestó que su cliente asegura que es inocente, sin embargo, aún está a la espera de conocer todas las acusaciones que recaen sobre el catequista. El juez Rodríguez dictó 5 meses para poder realizar la investigación penal preparatoria. Durante ese tiempo, los fiscales deberán reunir las pruebas para sustentar las acusaciones. Además, habrá que esperar los resultados de las declaraciones de los menores implicados en Cámara Gesell.