En las últimas horas se conoció la detención de un empresario de una conocida cadena de carnicerías acusado de violar a su ex pareja, provocar daños en su vivienda y tener armas de manera ilegal. A pesar de que él niega haberla agredido sexualmente, un juez de garantías dispuso su detención preventiva durante 20 días mientras investigan el episodio ocurrido en Santa Lucía.

El imputado tiene 32 años y su identidad no se revela para preservar a la presunta víctima de abuso sexual. Es técnico en refrigeración y propietario de tres carnicerías en el Gran San Juan. El 8 de abril pasado, su ex pareja lo denunció luego de que él, supuestamente, intentase entrar a la fuerza a su casa y romperle una ventana.

Además, en la denuncia la mujer asegura haber temido por su vida y que el empresario la había violado el 3 de este mes. En relación a esto, la presunta víctima afirmó que tuvieron una discusión en horas de la madrugada porque ella estaba respondiendo un mensaje en la cama y que el hombre se molestó, la insultó y la denigró. Posteriormente, la tomó por la fuerza y la sometió sexualmente en su habitación.

Luego, la mujer añadió que no volvió a ver al hombre hasta que regresó cinco días después e intentó entrar por la fuerza a la vivienda. Además, señaló que su presunto abusador guardaba armas en su domicilio ubicado en otra zona de Santa Lucía.

A partir de las denuncias, el fiscal Juan Manuel Gálvez de la Unidad Fiscal de Investigaciones del CAVIG pidió su detención, por lo que la policía lo apresó en su casa y también procedieron al secuestro de armas largas y municiones. Además, fuentes oficiales agregaron que este sujeto ya había sido sometido a proceso penal en Flagrancia habiendo obtenido la probation por 1 año en una causa por tenencia de armas.

El último lunes se realizó la audiencia de formalización en tribunales y el fiscal Gálvez pidió la imputación del empresario por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, daños y tenencia de armas. Finalmente, la jueza de control y garantías Celia Leonor Maldonado dictó la prisión preventiva contra el empresario por 20 días, por lo que el hombre continuará alojado en una sede policial mientras avanza el caso.