El Gobierno de San Juan terminó con el tercer proceso de desguace y compactación de vehículos, con la particularidad de que en esta etapa se sometieron a los que se ubicaban en un predio dentro del Paraje Vallecito y que formaban parte de las ofrendas realizadas a la Difunta Correa. Es que, para evitar la contaminación del suelo por el deterioro ocasionado por el paso del tiempo, desde el Ministerio de Gobierno tomaron la decisión de convertirlos en chatarra.

Según publicó Diario Huarpe, fueron unos 140 vehículos compactados en esta ocasión. Ya antes de comenzar con este proceso se publicó en el Boletín Oficial una convocatoria a los potenciales dueños. Tras cinco días, nadie apareció. Según indicó la secretaria de Gobierno, Nerina Eusebi, todos los vehículos fueron trasladados en camiones especiales hasta el depósito judicial de 9 de Julio, ya que allí tienen las máquinas para agilizar el proceso que convierte un auto en un cubo de chatarra en un lapso de entre 3 a 7 minutos.

La funcionaria detalló que estaba previsto que poca gente reclamara sus vehículos en ese lapso de cinco días ya que esos autos llegaron al paraje hasta ya muchos años, la mayoría de ellos sin baterías ni ruedas. Ahora, se vendrán algunas reformas en el predio donde estaban ubicados esos automóviles. Por el momento, no descartan extender el sector comercial y construir más baños y parrilleros para sumar comodidades. Aunque también suena fuerte la idea de construir una terminal pequeña para los camioneros que pasan por la zona.

Lo que se viene en cuanto a la compactación de autos, según explicó Eusebi, sería proceder con cerca de 300 patrulleros que ya no están en uso. De hecho, están en el depósito judicial y los operarios les están retirando las baterías y el líquido para compactarlos posteriormente.