Acribilló a su familia a disparos en Rawson: cómo están la mujer y sus dos hijitos de 4 y 9 años

José Luis Miranda le disparó a su mujer y a sus dos hijos, y uno de ellos tiene un proyectil alojado en la cabeza.

Familia sanjuanina acribillada en Rawson.
Familia sanjuanina acribillada en Rawson. Foto: Tiempo de San Juan

Por celos, ante su partida por trabajo a otra ciudad, José Luis Miranda, de 35 años, amenazó a la ex pareja con matarla si se enteraba que estaba con otros hombres en su ausencia. Ante el pedido de ayuda de la mujer, le disparó a quemarropa al igual que a sus hijos, de 4 y 9 años, de la cual uno de ellos lucha por su vida. Esto sucedió en Villa Don Pablo de Rawson.

Cómo sucedió el intento de homicidio

El hecho sucedió el miércoles 22 de noviembre, alrededor de las 3 de la mañana. Miranda le contó a su ex mujer Julieta Herrera (32), que posiblemente debía ir a Jachal a trabajar y se ausentaría un mes. Por lo que quería hablar con ella sobre tema dinero y comida para sus hijos.

El hombre, en la noche, llevó a tomar helados a sus hijos y al regresar conversa con Julieta. Pero le dijo que “no metiera a nadie a la casa”. La mujer reaccionó e intentó llamar a la policía, lo cual enloqueció al hombre, quien sacó un arma de fuego apuntándole.

“Te voy a matar a vos y a los niños. Vamos a salir todos muertos de aquí”, exclamó Miranda, mientras que el más pequeño de los hijos jugaba sin dar cuenta lo que estaba pasando. En tanto que el mayor se encontraba durmiendo, y de los gritos, despertó.

La madre y sus hijos intentaron refugiarse en una habitación, mientras el hombre los apuntaba. En el baño de la vivienda, la mujer pudo llamar al 911, pero Miranda los sacó del baño y los llevó a una de las habitaciones. Los tres se tiraron en la cama mientras el hijo mayor le suplicaba al padre que no fuera malo.

En esa crítica situación de violencia, Miranda le pidió a su ex que escriba en un papel una lista de todos los nombres de hombres con los que había mantenido una relación. Y cuando se retiraba cerrando la puerta, Julieta intentó escapar sucediendo lo peor: el hombre comenzó a disparar.

Según publica Tiempo de Cuyo, se conoció que Miranda se drogaba metiéndose un polvo blanco en la nariz y luego se disparó en la cabeza. La herida no fue fatal y está fuera de peligro.

Cuál es el estado de salud de los niños y la madre

Según el medio de San Juan, el nene de 9 años (M.B.M.H) es el que más grave se encuentra, ya que una de las balas se encuentra alojada en la cabeza, perdiendo masa encefálica. Fue intervenido quirúrgicamente ni bien llegó a Urgencias del Hospital Guillermo Rawson y deberán operarlo por segunda vez para ponerle un catéter intercraneal y así liberar la presión.

Su hermanito de 4 (S.M.H), quien también recibió un disparo altura del pecho, en el lado derecho, se encuentra estable y podría ser dado de alta este viernes.

La madre de los niños, por su parte, sobrevivió al ataque en el que terminó pese a ser también disparada en la cabeza.

Hay antecedentes de caso de violencia de género en fiscalía

El fiscal del caso, Eduardo Martínez, expresó que es la primera vez que un caso tan grave recae en UFI CAVIG. Y que la víctima había hecho una presentación en el Área de Mujer contra este sujeto.

La pareja se había separado hace unos meses y en el último tiempo la mujer hizo esta presentación con pedido de prohibición de acercamiento. Miranda había sido notificado.

“No lo habría querido denunciar (en CAVIG). Esto nos alerta que ya venían los diferentes hechos de violencia y que van ascendiendo”.

El fiscal declaró también que los vecinos no lo veían hace unos 15 días, pero que apareció la noche anterior y que estuvo tomando alcohol. También explicó que el hombre no presenta antecedentes y que el arma fue encontrada en el lugar del hecho.

Temas Relacionados