El Observatorio Regional de la Nieve ya está en línea. El primer sitio web para monitorear la acumulación nívea en la Cordillera de los Andes es obra de un grupo de investigadores del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla- Conicet) y permitirá acceder información útil para el manejo de los recursos hídricos andinos.

En el portal, de acceso gratuito, se pueden conocer los datos relevados en una porción cercana a los mil kilómetros del cordón montañoso y permite conocer en qué sectores se acumula la nieve a lo largo del año en las cuencas de los cursos de agua más importantes de la región. Junto a los ríos locales Jáchal y San Juan, también se puede conocer los datos Tunuyán, Atuel, Diamente, Malargüe, Colorado y Mendoza, todos estos ubicados en la vecina provincia.

Los datos relevados sirven para establecer en qué sectores de estas cuencas y durante cuánto tiempo, se acumula la nieve a lo largo del año. El sitio además permite realizar comparaciones con la cantidad de nieve caída en cada año de los últimas dos décadas, según informó Diario La Provincia SJ.

Leandro Cara, becario doctoral del Conicet y creador del sitio web, señaló que “la nieve acumulada durante el invierno en los Andes del centro-oeste argentino regula el caudal de los ríos, contribuye a la existencia de los glaciares y aporta a la recarga de los acuíferos. En esta región, los inviernos con mucha nieve generan un aumento en la disponibilidad de agua proveniente de la cordillera, mientras que los años de poca precipitación nívea normalmente traen aparejados escasez de agua y diversas complicaciones en las distintas cuencas hídricas”.

El científico añadió que “desde hace más de una década esta región viene sufriendo una fuerte y persistente disminución en las nevadas, lo que ha resultado, entre otras cosas, en marcadas reducciones en los caudales de los ríos andinos y en notables pérdidas de hielo en los glaciares. En la provincia de Mendoza, por ejemplo, la declaración de crisis hídrica por parte del gobierno se ha mantenido de forma ininterrumpida desde el año 2010”.

Los datos presentados en el sitio web son recogidos a través de imágenes diarias satelitales provenientes del sensor MODIS de la NASA, y su procesamiento lleva entre dos y tres días antes de ser publicado.

Con una versión para celulares que ofrece información básica y una versión de escritorio que arroja datos más específicos y la posibilidad de comparar datos, el sitio tiene mapas y gráficos interactivos del estado actual y de la permanencia de la cobertura de nieve, con una base de datos que llega hasta el año 2000. Estos datos son de extrema utilidad para diseñar el manejo de los recursos hídricos andinos, así como para las actividades que se desarrollan en ambientes de alta montaña.

Se puede acceder a los datos ingresando al sitio web del Observatorio Regional de la Nieve.