Finalmente este lunes hubo acuerdo entre Gobierno y los gremios que representan a los trabajadores de la administración pública de San Juan. En la cuarta reunión, los representantes de UPCN, SOEME, SITRAVIAP, ATE y ATSA aceptaron el aumento del 27% en tres tramos. Además acordaron que la cláusula gatillo no tendrá techo y cuando apenas supere lo estipulado la recomposición salarial será automática.

Las negociaciones entre los estatales y las autoridades gubernamentales llegaron a su fin. Ya se había llevado adelante tres reuniones y ninguna había llegado a buen puerto. En la primera conversación se ofreció una suba del 23%, de acuerdo a lo plasmado en el presupuesto 2019, pero fue rechazada. En la segunda, Gobierno elevó la cifra a un 25% en tres tramos, a cobrarse en abril, junio y noviembre, y tampoco convenció. Luego puso sobre la mesa un incremento del 27%, mejorando la distribución de la suba en la última charla.

Es decir que el aumento se dará en tres tramos: 15% para el mes de marzo, 7% para agosto y 5% para noviembre. Además se contempló la cláusula gatillo de acuerdo a cómo se comporta la inflación a lo largo del año. "La cláusula gatillo es el elemento que de alguna manera garantiza que los salarios no queden por debajo de la inflación", aseguró el secretario adjunto de UPCN, Gabriel Pacheco.

También se negoció un aumento del 16% respecto a las categorías mínimas de los empleados públicos. Diario El Zonda publicó que quedarán temas pendientes en una próxima reunión, ejemplo, las asignaciones familiares.