El ciclista sanjuanino Gustavo Toledo atraviesa un verdadero drama. Después subir a lo más alto del podio en una carrera, aprovechó la tarde del domingo para visitar a su mamá que estaba internada y regalarle el dinero que había ganado en la competición. Jamás imaginó que en ese lapso de tres horas ladrones iban a aprovechar su ausencia para entrar a su casa y arrasar con todos los elementos de competición, desde la bicicleta valuada en 90 mil pesos hasta el casco y los lentes.

El hecho ocurrió entre las 20 y 23 horas del domingo en el Barrio Kennedy, en Capital. Después de llegar del hospital, el pedalero encontró la cerradura de su casa rota y el faltante de un televisor y su bicicleta, entre otros elementos. "En la mañana corrí la carrera Master B de La Bebida y gané. Después vine a mi casa, comimos y bebimos algo para luego ir a ver a mi mamá que estaba internada. Estuve tres horas afuera de mi casa y cuando volví noté que habían entrado y habían robado", comentó el deportista a Tiempo de San Juan.

Toledo expresó que es la quinta víctima de hechos delictivos de la cuadra y cree que hay una "entregador". "Es curiosos porque la casa tiene buenas rejas y ventanas. Hay buena seguridad. No pueden venir al azar, sabían que no había nadie. Y se fueron porque escucharon a los vecinos, porque se podrían haber llevado una moto y otro televisor", comentó.

Ahora el ciclista pide ayuda para recuperar su bicicleta, ya que en breve tiene que competir en la Vuelta Master de San Luis con el equipo AllBike. "Sé que las cosas materiales van y vienen, pero para un deportista que le quiten su herramienta es como que le corten las piernas. Es una tristeza enorme. Imaginate que fui a regalarle el premio a mi mamá, después llego a mi casa y me encuentro con esta situación fea", señaló.