Una joven que había ido a buscar los remedios de su madre a un centro de salud de Santa Lucía sufrió un feroz ataque para robarle. El ladrón se llevó el celular y la mochila en donde llevaba todas las medicaciones para la diabetes que requiere su mamá para tratar su enfermedad. Al intentar escapar, el delincuente chocó con una camioneta estacionada y fue ahí cuando la policía logró detener al malviviente.

Cerca de las 8 Analía Navas salió de su casa hasta el centro de salud Doctor Navarro, ubicado en el barrio Balcarce. En el puesto sanitario le entregaron todos los remedios para tratar la diabetes de su madre, entre ellos insulina y jeringas, que guardó en su mochila. Una hora y media después emprendió el regreso a su casa, caminando escuchando música en el celular.

En este domicilio el ladrón chocó contra la camioneta.

A unos metros, sobre avenida Libertador observó a un hombre en actitud sospechosa. La mujer cruzó la calle para mirar una vidriera y en ese instante el sujeto la sorprendió por atrás e intentó robarle su teléfono. La víctima se negó a dárselo e inició un forcejeo que terminó con un golpe de puño al delincuente. El sujeto, enfurecido, le dio un golpe de puño en el abdomen, que la dejó casi sin respiración y la tiró al piso. Molina aprovechó y le robó el teléfono y la mochila con todos los remedios. Al intentar fugarse en moto, chocó contra una camioneta estacionada.

Los vecinos ayudaron a la mujer golpeada y también colaboraron indicando los movimientos del ladrón.

Personal de bomberos voluntarios de la zona y otras personas que vieron el hecho salieron a perseguir al malviviente, identificado como Agustín Molina, quien ingresó a un domicilio ubicado en calle Hugo Walsh. Los bomberos dieron aviso al 911. Al llegar al lugar personal policial pudo detener al delincuente. En en basural al lado de su casa, encontraron el teléfono celular sustraído.

Debido al golpe de puño, la victima tuvo que ser asistida por personal Emergencias médicas, incluso llegó a sufrir una convulsión. Molina ahora deberá enfrentar a la justicia de flagrancia por el robo y la agresión a la mujer, que se encuentra en buen estado de salud.