Personal policial rescató al ejemplar, que ahora será cuidado en el Parque Faunístico.


Tras una tela gallinera, una familia tenía en cautiverio a un guanaco en un domicilio de Chimbas. Personal de la policía ecológica fue hasta el lugar tras una denuncia y rescató al ejemplar, que no tiene ni un año de edad. El animal no tenía signos de maltrato pero de igual modo fue retirado de la casa y enviado al Parque Faunístico de Rivadavia, donde permanecerá junto a otros animalitos de su especie.

El ejemplar es una hembra de menos de un año de edad.

La familia chimbera tenía al guanaco como una mascota. Estaba en cautiverio en una jaula de pequeño tamaño. Luego de que advirtieran en forma anónima sobre este hecho, personal policial fue hasta el domicilio señalado (ubicado en calle Salta pasando Rodríguez) y se encontraron con el animal. Para proceder al rescate, los uniformados solicitaron ayuda de la división Policía Ecológica, quienes armaron el operativo de rescate y traslado.

La Policía le labró un acta de infracción a la familia que tenía el animal porque no está permitido mantener en cautiverio este tipo de especies de la fauna autóctona. Interviene el Primer Juzgado de Faltas, a cargo del juez Horacio Morando. Las multas por este tipo de infracciones son muy altas e implican un delito para la Secretaría de Medio Ambiente.

El ejemplar fue enviado al Parque Faunístico.

Los guanacos son una especie autóctona de San Juan. Habitan toda la zona cordillerana. Viven en grupos grandes y se caracterizan por su gran tamaño y por ser el principal alimento de los pumas. Debido al bajo número de ejemplares que se encontraban en la Cordillera de Los Andes, se pusieron en marcha una serie de programas de protección que permitieron multiplicar la cantidad de guanacos. 




Comentarios