El Gobierno se comprometió a reforzar los controles en las áreas donde se registran más hechos delictivos contra los trabajadores.


José Ordóñez realizaba tareas de reparto para la empresa Pedidos Ya el pasado 12 de septiembre cuando fue víctima de un asalto en el barrio Manantiales. A punta de pistola, le robaron su moto. Este hecho de inseguridad visibilizó la inseguridad con la que deben lidiar en forma cotidiana estos trabajadores, que decidieron organizar una protesta para reclamarle al Gobierno provincial medidas que garanticen su seguridad.

En ese marco, los trabajadores de Pedidos Ya se reunieron esta mañana en las puertas del Centro Cívico para hacer oír su reclamo por parte las autoridades. En diálogo con DIARIO HUARPE, fue el propio Ordoñez, quien aseguró que “hay chicos y chicos trabajando y esta situación es insostenible. Casi a diario sufrimos algún hecho delictivo”.

José Ordoñez fue asaltado mientras trabajaba.

Con sus característicos uniformes y a bordo de motos y bicicletas, los manifestantes pidieron se recibidos por algún funcionario. Según detallaron, fue el propio secretario de Seguridad, Carlos Munisaga, quien mantuvo un diálogo con ellos y se comprometió a incrementar la presencia policial en las zonas más complicadas. El reclamo también tendrá carácter formal, ya los presentarán un petitorio formal ante la repartición estatal.

La protesta en la puerta del Centro Cívico recorrió posteriormente las calles céntrica se trasladó incluso al barrio Manantiales, lugar donde a Ordoñez le robaron la moto luego de que dos sujetos lo abordaran y le apoyaran un arma en la sien. “Sin la moto no puedo trabajar y ahora como está la situación no tengo la posibilidad de comprarme otra moto”, señaló el damnificado al ser entrevistado por Tiempo de San Juan.

Sus esperanzas de recuperar la moto que le permite ser el sostén familiar se desvaneces con las horas: “No he podido encontrarla y ya han pasado tres días”, aseguró.




Comentarios