La medida dispuesta por el Gobierno regirá hasta fin de año y contempla además planes de pago para regularizar deudas.


El Gobierno de San Juan, en conjunto con el Ente Provincial Regulador de Energía, dispuso la congelación de las tarifas del servicio de electricidad, las cuales no sufrirán modificaciones por un plazo de 180 días, es decir hasta diciembre de 2020.

A través de la Ley Provincial 2088-A, de determina además que las proveedoras en energía eléctrica en la provincia deberán abstenerse de realizar cortes en el suministro de usuarios hasta tanto dure la emergencia sanitaria, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en el territorio provincial.

https://www.facebook.com/603509966414616/photos/a.603540286411584/3129140267184894/

La normativa afecta a las dos prestadores de servicio eléctrico que funcionan en la provincia, es decir que tanto Energía San Juan SA como DECSA “están impedidas de disponer la suspensión o el retiro del servicio eléctrico en caso de mora o falta de pago de facturas de los usuarios”.

Los usuarios, para evitar el corte del servicio, deben suscribir un plan de pagos de la deuda generada, en los cuales se aplican tasas y condiciones subsidiadas, de acuerdo a las leyes provinciales 2039-A y 2088-A, que abarcan a los usuarios afectados por la emergencia sanitaria.

Para ellos se implementarán planes de pago destinados a los usuarios residenciales y generales, pudiendo incluir la totalidad de las facturas vencidas posteriormente al 31 de marzo de 2020. Las mismas se pueden abonar hasta en seis cuotas mensuales, con un pago inicial de hasta el cincuenta por ciento de los montos promedios mensuales facturados en los últimos seis meses en el suministro, con una tasa de interés acorde a la BADLAR (pasiva) del Banco Central de la República Argentina.




Comentarios