Un camionero procedente de Bolivia fue descubierto en la Aduana de Pocito con las fajas de su vehículo rotas. Durante una semana el transportista estuvo paseando ilegalmente en la provincia. Los efectivos detuvieron al chofer, que deberá hacer la correspondiente cuarentena. Será juzgado por flagrancia.

El jueves 20 de agosto fue descubierto este camionero en el control de calle 6 y Maurín. Allí personal de la Aduana, detectó que las fajas del vehículo, colocadas en el ingreso del control provincial de Bermejo estaban violentadas. En lo que quedaba de las fajas se pudo ver que el ingreso de este camionero fue el pasado 13 de agosto, lo que indica que tuvo una estadía mucho mayor a la que los protocolos establecen.

Las fajas fueron violentadas.

El transportista fue identificado como Raúl Ortega Choque, de 45 años de edad. La fiscal de turno Virginia Branca dispuso la competencia del fuero de flagrancia. A quienes violan la normativa vigente, se le aplican fuertes multas, que sobrepasan hasta los $100.000. Conocido el caso se activó el protocolo del Ministerio de Salud. A Ortega Choque se le imputó el delito de violación a las normas dispuestas para evitar la propagación de COVID -19. Se dispuso que haga la cuarentena obligatoria durante 14 días en un hotel céntrico y que se lo hisope.

El chofer, de apellido Ortega Choque, deberá hacer la cuarentena.

Diariamente son juzgados en flagrancia personas que ingresan ilegalmente a la provincia. Muchos son transportistas que rompen las fajas de seguridad de los vehículos que conducen. Otros tantos son personas que intentan ingresar a San Juan por pasos ilegales. La Secretaría de Seguridad realiza controles aéreos en los límites, los mismos se incrementaron desde que empezó el brote de Caucete.