Con el inicio de la pandemia se suspendieron varios trámites y cerraron distintas dependencias del Estado, entre ellas el Registro Civil. En las dependencias del organismo sólo se solucionaban urgencias pero quedaron suspendidos los casamientos y las renovaciones de documentos. Finalmente y debido al estatus sanitario de la provincia, volverán los casamientos a San Juan. Por primera vez en la historia, no se registraron uniones civiles durante cuatro meses.

"Desde ahora estamos tomando turno en todas las dependencias del Registro Civil, así que en el caso de querer casarse tienen que saber que el modo para pedir turno es el mismo de siempre con algunas diferencias con respecto a como se hacía antes la ceremonia", dijo el director del Registro Civil, Mario Parra. La autoridad agregó: "El uso del tapaboca tiene que estar presente durante toda la ceremonia y solo al momento de manifestar el consentimiento se pueden sacar el tapaboca los que se casan. Pero se dan el beso y se lo vuelven a poner".

Los pedidos de turnos son de mañana y en la oficina central de tarde, de 14.30 a 19.30. El funcionario contó que durante el tiempo que se extendió la cuarentena hubo cinco llamados pidiendo turno para casarse. Para Parra ante la imposibilidad de hacer una fiesta, la gente optó por correr la fecha de las uniones civiles previstas.

En San Juan la mayor parte de los casamientos son en primavera y en verano. Hay entre 200 y 300 matrimonios mensuales contra 100 en los meses de invierno. Al mismo tiempo, los organizadores de eventos presentaron un protocolo en Salud Pública para poder habilitar celebraciones con un máximo de invitados y hasta las 2 AM como horario límite. Aún no reciben la aprobación, pero en caso de que la obtengan los empresarios indicaron que en 45 días estarán en condiciones de arrancar.