El joven de 18 años caminó desde Uspallata, Mendoza, hasta San Juan y trató entrar ilegal. Casi muere en el intento.


Un adolescente de 18 años intentó hacer una peligrosa travesía que podría haberle costado la vida. El joven que es sanjuanino quiso volver desde Uspallata, Mendoza, a San Juan, caminando y tuvo que salir Gendarmería a buscarlo porque no llegaba. No es la primera vez que sucede algo así con las provincias limítrofes al territorio sanjuanino.

Según informó la Policía al diario Tiempo de San Juan, fue este lunes por la noche cuando el joven, identificado como Facundo, salió de la desde el barrio Ramos, en Uspallata y tenía intenciones de llegar a Barreal, en San Juan. Facundo le avisó a su familia que llegaría al día siguiente pero eso no ocurrió y ellos se preocuparon.

Fueron sus parientes quienes avisaron a la Policía y Gendarmería tuvo que salir en rescate del chico. Los militares salieron a buscar al joven que tenía como objetivo llegar a San Juan sin cumplir el aislamiento obligatorio en un hotel. Los gendarmes lo encontraron a 7 kilómetros del control y se lo llevaron para que quede alojado en un hospedaje de la provincia donde permanecerá por 14 días para evitar un posible contagio. 

Facundo está en buen estado de salud pero de todas formas lo llevaron al hospital para constatar que no tenga lesiones, hipotermia o deshidratación. 

No es la primera vez que un sanjuanino intenta volver caminando de otra provincia y esto mismo ocurrió hace dos meses, más precisamente el 3 de mayo, cuando un hombre volvió a pie de La Rioja. Esta vez las cosas tampoco salieron como planeaba y, antes de caer desmayado, alcanzó a llamar a una hermana para avisarle que estaba deshidratado. La Policía salió a buscarlo y pudieron encontrarlo en la ruta, perdido y con los pies lastimados. Afortunadamente, luego de unas horas internado se recuperó y pudieron enviarlo a un hotel para cumplir con el protocolo sanitario. 




Comentarios