El Parque Nacional El Leoncito y el Parque San Guillermo están ubicados en departamentos rurales. Los visitantes extranjeros, el plato fuerte.


San Juan cuenta con 15 reservas naturales en todo su territorio pero dos lugares llegaron a convertirse en Parques Nacionales. Se trata de El Leoncito, un paraje único ubicado en Calingasta, que permite mirar las estrellas bajo el mejor cielo del país y de San Guillermo, un ecosistema al pie de la Cordillera de Los Andes, en el que habita la mayor cantidad de vicuñas de la provincia.

Si algo tienen en común ambos parajes es que la mayor cantidad de visitantes que llega a conocerlos son extranjeros. A El Leoncito lo gestiona la provincia, el precio de la entrada es accesible y hay un circuito especial para quienes son aficionados a la astronomía. En San Guillermo el panorama es el opuesto. Una empresa privada de turismo está a cargo de las visitas, sólo mediante la empresa se puede acceder a este ecosistema salvaje en el que los turistas se pueden encontrar con vicuñas, guanacos, pumas y la belleza del paisaje cordillerano.

El paraíso de las vicuñas

El tesoro máximo de San Guillermo son las vicuñas.

La reserva está en Iglesia y fue declarada reserva provincial en 1972. Ocho años después la UNESCO la reconoció como reserva de la biósfera con el objetivo de preservar el sector más austral de la puna argentina y también a las vicuñas. Finalmente el 9 de diciembre de 1998, por la Ley 25.077, se declaró el territorio Parque Nacional. San Guillermo tiene una superficie de casi 982.000 hectáreas y está a 3.500 metros sobre el nivel del mar (en promedio, hay zonas sobre los 2.000 y las más altas sobre los 5.800).

El Parque Nacional San Guillermo cuenta con una variada fauna autóctona en la que sobresalen el cóndor, pumas, guanacos y vicuñas entre otros ejemplares. Justamente el hecho de que las vicuñas se encuentren en peligro de extinción debido a la riqueza de su pelaje fue uno de los factores que motivó la declaración del lugar como parque nacional.

Los recorridos cuestan $2.500. Son todos ofrecidos por privados.

Recorrer San Guillermo sólo se puede hacer con una camioneta 4×4. Operadores turísticos ofrecen excursiones por $2.500 el día por persona pero por la cuarentena se prohibieron los recorridos internos en el lugar.

Un refugio para las estrellas 

El Leoncito fue declarado Parque Nacional en 1998.

El cielo limpio y una ubicación exquisita cercana a la Cordillera de Los Andes permiten a los visitantes que llegan al Parque Nacional El Leoncito disfrutar las estrellas como nunca antes lo hicieron. El parque está emplazado en Calingasta, a 2.250 metros sobre el nivel del mar.

En el paraje hay dos estaciones astronómicas instaladas: el Complejo Astronómico El Leoncito (CASLEO) y el Observatorio Astronómico Carlos Ulrico Cesco (CESCO). En el primero el principal atractivo es un telescopio de 40 toneladas que funciona con espejos.

El cielo sanjuanino tiene 300 días de sol.

La diafanidad del cielo sanjuanino, con más de 300 días de sol al año, permitieron el montaje de los observatorios y el desarrollo del turismo astronómico. Los visitantes que llegan al Leoncito cuentan con varios circuitos de observación disponibles, dependiendo del conocimiento de los turistas. Los precios son accesibles. De igual modo, el ingreso por estos días no está permitido hasta que se levante el aislamiento.




Comentarios