Ocurrió en San Juan este sábado. El presidiario tenía salidas transitorias y estaba condenado a 8 años de cárcel.


Este sábado por la madrugada, Elías Alberto Sisterna, de 27 años, mató de una puñalada a Jesús Rolando Fuentes, de 31 años. Los dos compartían una juntada en una vivienda de Jáchal, al norte de la provincia de San Juan. Ahora se supo que el homicida tenía, además, una condena de 8 años por violación pero estaba libre.

Según publicó Diario de Cuyo, Elías Sisterna fue condenado a 8 años de prisión el 23 de septiembre de 2016. El sujeto había tomado cautiva a una joven que fue su pareja por 8 meses. Después de desfigurarla a piñas y patadas la violó. Dos días duró la tortura de la víctima porque fue el tiempo que la tuvo encerrada para esperar a que las heridas se le fueran de la cara y cuerpo y no le creyeran cuando fuera a denunciar. En esos días, también le pidió a un amigo para que le pusiera un preparado de grasa  y gasoil en la cara y borrar las señales de la brutal violencia. 

Cuando la chica pudo salir, él la amenazó diciéndole que si lo denunciaba la iba a matar. Una amiga de la joven fue clave para que la mujer radique la denuncia y Sisterna fuera detenido. Sin embargo, al momento del homicidio, el sujeto estaba libre. 

Es que en la Justicia sanjuanina le habían otorgado el beneficio de las salidas transitorias y fue en ese contexto que terminó en la fiesta con desenlace fatal. La Policía explicó que Sisterna fue a la fiesta de una joven en Jáchal y ahí estaba su nueva víctima: Rolando Fuentes. Los dos hombres tenían problemas de vieja data y se cruzaron en una discusión que escaló rápidamente a la violencia física.

Los testigos aseguran que el fallecido le pegó una piña a Sisterna y éste se defendió atacándolo con una puñalada en el abdomen. Fuentes quedó tendido en la puerta desangrándose y llegó muerto al hospital de la zona. Ahora, además de la condena por violación, el presidiario enfrenta una causa por homicidio simple. 




Comentarios