La mujer expliccó que es el único sostén de su familia y pasa muchas horas trabajando.


Un llamado al 102 por parte de las autoridades del Hospital Guillermo Rawson por el supuesto abandono de una bebé de sólo dos meses generó un gran revuelo en la provincia de San Juan. La menor estaba sola y a punto de ser dada de alta, sin embargo los médicos no lograban ubicar a su familia. Horas después de que se conociera la noticia apareció la madre, quien explicó que pasa muchas horas trabajando y esto le impedía acercarse al nosocomio.

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, la beba estaba internada en el sector de Pediatría. Tras la denuncia del hospital intervino la Dirección de la Niñez, que de inmediato salió a buscar a los tutores de la criatura. Mientras tanto se designó a una cuidadora hospitalaria pagada por el Estado para la atención de la pequeña.

Cuando fueron al domicilio que habían dado los familiares al hospital no había nadie, pero tras recolectar datos con los vecinos dieron con la casa de la abuela. Allí vive también la mujer, pero cuando llegó el personal de Niñez se encontraba trabajando.

Cuando apareció la mamá de la beba, explicó que no fue a buscar a su hija porque atraviesa una difícil situación económica que la obliga a trabajar muchas horas por día. Tras el abordaje se determinó que esa mamá es el único sostén no sólo de la menor, sino también de dos hijos más y de su madre. El padre, dijeron, está ausente.

Ahora desde la Direccción de la Niñez trabajan para ayudar a la familia en tan compleja situación. Quieren asistirla con camas, una cuna, bolsones alimentarios y contención. De todos modos seguirán investigando por qué la menor había estado tanto tiempo sola en el centro de salud




Comentarios