A 200 kilómetros de la capital sanjuanina, en un pueblo de no más de 5.000 habitantes, el arribo de un hombre con síntomas similares a los del coronavirus convulsionó la jornada del martes. El paciente es un hombre que llegó desde Mendoza para trabajar en un proyecto minero y al presentar tos y dolor de garganta fue trasladado de inmediato al hospital de Barreal. Ahora aguardan por los resultados del hisopado.

La noticia fue confirmada por el intendente del departamento Calingasta, Jorge Castañeda. El funcionario contó que el paciente es oriundo de la vecina provincia y llegó hace dos semanas para trabajar en la empresa minera de Pachón. Aparentemente ingresó por Ruta 40 y al llegar a la provincia realizó la cuarentena obligatoria por 14 días. Al cumplir el confinamiento fue habilitado a subir a la alta montaña a realizar tareas de perforación.

Sin embargo, ya en la cordillera calingastina, empezó a sentirse mal. Inmediatamente fue trasladado a Barreal. Lo preocupante es que quien lo trasladó al nosocomio es un remisero que, tras dejarlo en el hospital, estuvo en contacto con otras personas. "Cuando le empiezan a hacer preguntas se activa el protocolo de actuación ante un caso sospechoso de coronavirus. Además se aisló al chofer que lo trajo y a otras tres personas que estuvieron en contacto con este hombre", señaló Castañeda.

A todos ya se les realizó el hisopado correspondiente y durante la jornada de hoy se sabrá si están infectados o no. "El hospital de Barreal a través de su director han actuado correctamente. Preocupa la situación, pero con el gobernador y la ministra ya nos hemos preparado para eso. Además hemos capacitado a la gente y nos hemos equipado. Sabíamos que en algún momento íbamos a tener un caso sospechoso", agregó el intendente sanjuanino.