Ocurrió en San Juan. Un médico legista constató las lesiones de la víctima y los sujetos quedaron detenidos.


Un aberrante hecho de violencia de género sucedió en la madrugada del domingo en el departamento San Martín, en la provincia de San Juan. Dos sujetos terminaron detenidos por golpear primero a una menor y luego a su madre. Lo aberrante del caso es que uno de los detenidos es padre y esposo de las víctimas. Ambos terminaron en los calabozos de la Seccional 19na y ahora serán juzgados por el Fuero de Flagrancia.

De acuerdo a la publicación de Tiempo de San Juan, la gresca se desató cuando los hombres estaban bebiendo y se encontraban borrachos. Aparentemente Gamboa, de 45 años, amenazó con herir a su hija de 5 años con un trozo de vidrio de una botella de cerveza que había arrojado contra la pared. En ese momento llegó la mamá de la pequeña, es decir su pareja, y se interpuso para evitar la agresión. El hombre le lanzó un manotazo y con el filo de la botella cortó la tira de un bolso que llevaba encima.

Pero todo no terminó ahí. El amigo del agresor, de apellido Molina, salió a defenderlo y tomó del pelo a la mujer. “Vos no sos nadie. Eh, culia…quién sos vos para agarrar a mi mejor amigo…”, le gritó, según consta en el expediente. Esta reacción alertó a Gamboa, quien en vez de defender a su mujer se sumó a la golpiza y continúo dándole golpes de puño.

La víctima y su hija lograron escapar de la vivienda. Sin embargo cuando regresó al domicilio a buscar un medicamento fue atacada nuevamente. Su esposo la empujó, la amenazó y la hirió con el cuchillo en el brazo unas cuantas veces. “Vos no sos nadie para entrar. Vos, enferma, no entras”, le exclamó.

La denuncia fue hecha en el 911. Tanto Gamboa como su amigo terminaron apresados y acusados por los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y por ser cometidas en contexto de violencia de género. La mujer y la menor fueron asistidas por el personal de la Comisaría de la Mujer. El médico legista constató las heridas cortantes y las lesiones producto de los golpes que le propinaron los dos hombres.




Comentarios