La mayoría son enfermeros y médicos. Los desafectaron por integrar los grupos de riesgo.


El Gobierno de San Juan salió a la búsqueda de enfermeros y médicos para reemplazar a 600 trabajadores de la salud que no pueden cumplir con sus funciones porque integran los grupos de riesgo y podrían ser afectados por el coronavirus.

Las autoridades sanitarias iniciaron un proceso de contratación de personal para que no se afecte la atención ante la propagación del virus.

Según consignó el Diario de Cuyo, hay 300 enfermeros, 200 médicos y 100 personas que se desempeñan en otras áreas que fueron exceptuados de cumplir con sus tareas porque son parte de grupo de riesgo: están embarazadas o que tienen más de 60 años.

La búsqueda se centró en profesionales que no están trabajando para el sector público y habían presentado currículums pero hasta el momento no se los había tenido en cuenta.




Comentarios