El hombre estaba cansado de los controles y salió a comprar con un arma en la cintura. Fue detenido.


A un vecino en Médano de Oro, en Rawson, no le gustó para nada la cuarentena obligatoria que dispuso el presidente Alberto Fernández y en el segundo día de aislamiento preventivo, salió a comprar con un arma y amenazó con matar al policía que lo llegara parar porque lo tenían cansado con los controles en la calle.

El vecino de 52 años fue detenido e imputado por amenazas y portación ilegal de armas.

El incidente ocurrió en la noche del sábado en un almacén en Calle 8 entre América y Punta del Monte. Rafael Guzmán estaba comprando y cuando llegó el momento de abonar los productos, hizo el desafortunado comentario.

Aparentemente Rafael empezó a criticar a viva voz que lo tenían cansado los controles que estaba haciendo la Policía, para que se cumpla con el aislamiento preventivo.

Mientras lanzaba quejas a los cuatro vientos y aseguraba que “iba a matar a los milicos” que lo pararan, mostró un arma que tenía en la cintura.

Cuando el cliente ofuscado se retiró, la propietaria del local le avisó al yerno, que casualmente es policía y pese a que estaba de franco, alcanzó a Guzmán, lo detuvo y le secuestró el arma.

Guzmán fue trasladado a la Subcomisaría de Médano de Oro​ y le iniciaron una causa en el Sistema Especial de Flagrancia.

 




Comentarios