Para frenar el avance del coronavirus, se aplican distintas medidas en San Juan que intentan que la pandemia que está paralizando y afectando al mundo llegue con el menor impacto posible. Hasta ahora con casos sospechosos pero ninguno confirmado, San Juan es tierra libre de coronavirus. La provincia decidió proceder a la restricción de los servicios como el transporte público, al cierre de boliches, gimnasios, bares y restaurantes. También se limitó el trabajo en las dependencias públicas. ¿Cómo reaccionó la gente ante la necesidad de resguardarse? A pesar de que la mayor cantidad de personas está preocupada y cambia sus rutinas diarias, hay muchas personas que aún deciden salir a pasear al centro para comprar indumentaria y hasta tomar un café -cuando estaban abiertos-.
La Capital de San Juan recibe todos los días a aproximadamente 80,000 personas que trabajan en algún punto del departamento. Con la baja de las persianas de Tribunales y oficinas administrativas, la circulación disminuyó bastante. Hasta que no se cerraron confiterías y restaurantes no se experimentó otra baja de circulación. Ahora solo resta saber qué se va a definir con el comercio, que sigue abriendo sus puertas.
Por ahora en San Juan no se han detectado casos positivos de coronavirus.

En una mañana normal, en el centro sanjuanino se producen caos en el tránsito debido a la escasa expansión del microcentro y la gran cantidad de vehículos que circula por la zona, incluidos los colectivos. En este sentido, sí se observó una baja considerable de autos y motos circulando, como así también de colectivos en horario no pico (momento en el que concentran las frecuencias).

Llama la atención la cantidad de abuelos que aún se ve en la vía pública. De acuerdo a lo informado por las sucursales bancarias, hay muchos jubilados que están en plena fecha de cobro y no tienen apoderados. Entonces ante la reticencia de usar la tarjeta de débito para los pagos, recurren a trasladarse a la sucursal bancaria para retirar sus haberes. Se alentó a los bancos a que los abuelos conozcan más sobre los beneficios de usar métodos electrónicos para el cobro.
Los hospitales sólo atienden casos de urgencia.
En el Hospital Rawson, el más grande de San Juan, se atienden urgencias mientras que para el resto de las consultas le aconsejan a la gente que se dirija a los centros de salud más cercanos. En Consultorios Externos, donde suelen tener largas colas, hay carteles informando a la población sobre esta disposición tomada por el Ministerio de Salud.

En cuanto a los espacios verdes, se decidió limitar su uso. Incluso para desalentarlo, en algunas plazas hay vallados para que la gente no acceda a ellos. Sobre todo en un momento en el que los chicos no están concurriendo a las escuelas.

Los edificios públicos restringieron su atención.

Un recorrido por los principales puntos de San Juan muestra como aún la población se está adaptando a aplicar los cambios de vida que impone la prevención del coronavirus. Algunos entendieron rápido. A otros les cuesta más la internalización. La cuenta regresiva es para que tomen conciencia antes que sea demasiado tarde porque al virus le "ganamos todos juntos".