En la provincia cuyana fueron varios los que aprovecharon la desesperación para hacer negocios.


El coronavirus desató el pánico y temor en todo el mundo y Argentina no fue la excepción. La provincia de San Juan, sin embargo, sigue siendo una de las pocas donde aún no se detectó ningún caso de coronavirus pero hubo quienes se aprovecharon de la situación para hacer negocios.

Es que, mientras algunos lugares ya no tienen alcohol en gel para vender, hay personas que se dedicaron a la compra masiva del insumo para ahora poder revenderlo mucho más caro de lo que en realidad cuesta y otros que dicen vender alcohol en gel casero, sin supervisión de ninguna institución médica. Así lo aseguró el diario Tiempo de San Juan, a donde llegaron las denuncias de lectores que vieron los carteles de dudosa procedencia en las calles. 

El vendedor de alcohol en gel fue detectado sobre calle Ignacio de la Roza, una de las principales arterias de la provincia. El mismo estaba en Rivadavia, un distrito al oeste de San Juan y se había ubicado estratégicamente en la puerta de un supermercado para obtener más ventas. Ahí, con un precario cartel ofrecía alcohol en gel “casero” para los transeúntes. La sustancia estaba envasada en botellas descartables de medio litro. 

“Eso no está homologado, quién controla eso, quién puede decir que eso es alcohol en gel. Están jugando con la salud de la gente”, expresó indignado el testigo de la venta ilegal. Hasta el momento se desconoce si la Policía realiza operativos para detectar este tipo de situaciones o si hay algún detenido por esta venta ilegal y sin supervisión. 




Comentarios