Un comerciante denunció que alguien entró a su departamento, sin forzar, ni romper nada, y le llevó una caja fuerte.


Un comerciante sanjuanino sufrió un insólito robo, este jueves, que terminó con la pérdida de 100 mil pesos. Lo curioso es que el ladrón no dejó pistas, no rompió, ni forzó nada, no despertó sospechas a pesar de ser un desconocido y escapó con una caja fuerte. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, la Policía no tiene ni pistas sobre el delincuente que se llevó el dinero.

La víctima es un comerciante que vive en un edificio ubicado en calle Laprida al 274 Oeste, en plena Capital de San Juan. El hombre fue identificado por la Policía como José Ruiz y fue él quien radicó la denuncia en la Comisaría 3ra cuando se dio cuenta de que le faltaba el dinero. Lo más curioso es que ninguna de las pertenencias de Ruiz presenta signos de haber sido violentada y no se explican cómo entró el malviviente al departamento para hacerse con el dinero.

La suma estaba en una pequeña caja metálicad de 40 centímetros de ancoh por 30 de largo. La misma tiiene un teclado que es para ingresar una clave en el frente y el ladrón se la llevó porque no pudo abrirla colocando la contraseña. Ahora, los investigadores dependen de las cámaras de seguridad de la zona y de que alguna haya tomado a alguien caminando por ahí en actitud sospechosa, a la hora que fue el robo. Según explicaron, intentaban que los vecinos les proporcionaran las imágenes. 




Comentarios