Ocurrió en San Juan. El ladrón se robó un monedero de una farmacia. Cuando lo detuvieron sucedió lo impensado.


Una situación insólita ocurrió, este jueves, en la farmacia de un shopping sanjuanino. Un sujeto quedó registrado en las cámaras de seguridad mientras robaba, fue detenido y cuando los policías de distrajeron, se inyectó una sustancia que lo durmió. El episodio sorprendió a los uniformados que aseguran que es la primera vez que ven este tipo de comportamiento en alguien atrapado in fraganti.

El ladrón fue identificado por la Policía como Juan Manuel Castro y está acusado por intento de hurto. A plena luz del día y con el paseo comercial repleto de gente, el delincuente entró a una farmacia, se hizo pasar por cliente y, en un descuido de la trabajadora del negocio, le sacó el monedero que estaba atrás de la computadora. Todo ocurrió en el Patio Alvear, ubicado sobre Avenida Libertador, en la Capital de San Juan

Como la empleada no se dio cuenta, Castro se fue de la farmacia y dio unas vueltas más por el shopping, hasta que advirtieron, en las cámaras de seguridad, lo que había hecho. Rápidamente la policía intervino, lo detuvo y le sacó el monedero de entre sus ropas. Mientras el sujeto estaba bajo custodia, en una silla dentro de la farmacia, sacó dos ampollas de una sustancia desconocida y se la inyectó. Según informó Diario de Cuyo, la droga que se inyectó lo hizo quedar somnoliento y descompuesto. Como los policías no sabían qué se había colocado, decidieron llamar a la ambulancia que lo trasladó al Hospital Marcial Quiroga donde quedó internado en estado de intoxicación y somnolencia. 

Castro fue dejado en observación por algunas horas y quedó detenido. El sujeto quedará a disposición del Fuero Especial de Flagrancia porque fue atrapado en el acto, gracias a las cámaras de seguridad y en los próximos días podría recibir una sentencia por el delito de tentativa de hurto. 




Comentarios