Ocurrió en San Juan. El menor se fue a vivir con su tío porque su padrastro lo abusaba pero su mamá no le cree.


La desaparición de un menor de edad, en San Juan, destapó un aberrante caso de abuso sexual, al que era sometido por su padrastro. Todo comenzó el jueves por la madrugada, cuando un hombre fue a la Policía a denunciar que su sobrino estaba desaparecido. Más tarde, descubrieron que el adolescente había sido llevado, por la fuerza, por su madre quien lo hizo volver a su casa donde era víctima de los abusos de su padrastro, publicó Tiempo de San Juan.

El chico vivía con su tío en el departamento de 25 de Mayo, un distrito agrícola de la provincia, y estaba ahí porque el hombre lo había convencido de abandonar su casa para alejarse de su padrastro, a quien el joven acusó de abusador. Cuando los investigadores comenzaron a buscarlo en los domicilios de sus familiares, lo encontraron a las pocas horas, en la casa de su madre.

Así salió a la luz la historia que escondía el menor, cuando descubrieron que su madre había ido a buscarlo a lo de su tío cuando éste trabajaba, y se lo había llevado de vuelta a su casa. Según pudo averiguar la Policía el muchacho le confesó a su tío que, durante años, fue abusado por su padrastro. Fue ese tío el que lo convenció de abandonar la casa de su madre e irse a vivir con él e, inclusive, lo apoyó para realizar la denuncia policial contra el abusador. 

Su madre nunca le creyó y, por eso, decidió ir a buscarlo por la fuerza cuando su hermano se ausentó de la vivienda. El caso, está siendo investigado en el ANIVI y el menor será restituido a la casa de su tío que ahora está en una puja legal con su hermana para decidir quién se queda con la custodia del chico. 




Comentarios