Los vándalos hicieron destrozos en el paraje Medalla Milagrosa, en San Juan. Quedó inhabilitado.


Un grupo de vándalos arruinó un paraje religioso en la provincia de San Juan, que ahora deberá cerrar sus instalaciones hasta reparar el daño hecho. Se trata del paraje de la Virgen de la Medalla Milagrosa, ubicado en Angaco, un distrito rural de la provincia cuyana. El paraje está entre la Sierra de Pie de Palo y la Laguna Seca, al cual se accede a través de la Ruta Nacional Eva Perón. Se trata de un punto turístico muy concurrido por la comunidad religiosa.

A través de un mensaje publicado en Facebook, los administradores del paraje dejaron ver su asombro e indignación porque un grupo de personas, que aún no han sido identificadas, utilizaron la pileta de agua potable para bañarse y luego orinaron y defecaron en ella. El paraje, cuenta con este reservorio para los fieles que llegan hasta el lugar y para los viajeros que suelen parar para recargar agua. Ahora, la pileta fue vaciada y se hará una desinfección, por lo que el complejo estará cerrado unos días.

“Para mal de muchos, ahora la pileta deberá vaciarse para ser lavada y desinfectada, quedándonos sin reservorio de agua potable para los fieles que se acercan al paraje. Pero también, aquellos vaqueanos y viajeros que siempre se detenían a cargar alguna reserva de agua, ya no podrá hacerlo, por ahora”, escribieron en su perfil de Facebook, desde el paraje. 

En la misma publicación, denunciaron que el pasado 28 de diciembre, mientras se realizaban festejos a la virgen, hubo personas cobrando por el estacionamiento. “Queremos dejar en claro desde el grupo que trabaja para el Paraje de la Virgen Medalla Milagrosa, junto a su fundador Omar Wancel, que nosotros no autorizamos que esas personas cobraran o lucraran en un evento acordado con entrada totalmente gratuita”, afirmaron. Los vándalos aún no fueron identificados por la Policía. 




Comentarios