Es la sospecha que tiene la policía sanjuanina a raíz de un informe médico. El padre del menor está detenido.


Se siguen conociendo estremecedores detalles sobre lo que ocurrió este último lunes con un menor de 4 años que fue golpeado y violado en la provincia de San Juan. Los médicos del Hospital Guillermo Rawson le diagnosticaron el “síndrome del niño sacudido” y la policía sospecha que esa fue la causa del infarto masivo cerebral que sufrió la criatura. Por ahora el único detenido por el aberrante caso es un joven de 27 años, quien sería el padre de la víctima y la persona que lo “cuidó” ante la ausencia de su madre.

El pequeño (no se publica su identidad por su resguardo) está internado con muerte cerebral y según indicaron los profesionales de la salud su vida depende de un “milagro”. En principio llegó el lunes en la mañana al nosocomio, acompañado de su madre, por un golpe que sufrió en la cabeza cuando supuestamente se cayó en el baño. Sin embargo los médicos descubrieron que el nene tenía lesiones graves en sus partes íntimas, es decir, signos de haber sido abusado sexualmente, y decidieron alertar a la policía.

Ahora se supo, por el evidente enrojecimiento que notaron en sus ojos, que el niño fue víctima de un violento sacudón. De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, los violentos ataques contra el menor ocurrieron entre las 6 y las 9 de la mañana del lunes pasado. Aparentemente la madre fue a llevar a otro hijo al médico y dejó a la víctima al resguardo de su progenitor.

El examen que determinó que existió violencia física, sumado al otro que ratificó los ultrajes recientes, provocó que el juez Guillermo Adárvez pusiera los ojos en la última persona que estuvo con el nene: su padre, un sujeto de 27 años, oriundo del departamento Pocito. Inmediatamente ordenó este último martes la detención del sospechoso, quien podría enfrentar cargos por violación y homicidio.




Comentarios