A raíz de la crisis económica que atraviesa el país, el sistema privado de salud de San Juan está en jaque. Autoridades del Colegio Médico, la entidad que tiene el 60% de las camas del sector privado, salieron a advertir que están en una situación crítica y peligran al menos 600 puestos de trabajo. Explicaron que pierden 2 millones de pesos por mes y poden ayuda oficial para evitar despidos.

Desde la entidad comentaron que el conflicto se originó por los incrementos que sufrieron desde hace un año: hablan de un 78%. Señalaron que la Obra Social Provincia, la principal prestadora, sólo les reconoció una mejora del 28% y esto les significó grandes pérdidas.

Del Colegio Médico de San Juan depende el sanatorio Cimyn y Hospital Privado, donde trabajan al menos 600 empleados de forma directa y más de 250 en forma indirecta con los proveedores. Justamente está en peligro el funcionamiento de estos dos grandes centros de salud privada. De hecho, desde la institución señalaron que no descartan cerrar las puertas del sanatorio (Cimyn) porque hoy genera más gastos que ingresos.

Sin embargo, evalúan pedir ayuda al Gobierno para que absorba parte del personal y les otorgue un subsidio (según Diario Huarpe, el Estado ya lo hizo con una empresa minera). También analizan cerrar el Cimyn con la intención de contener el gasto y no perjudicar la atención en el Hospital Privado y Colmed Salud.

"Estamos perdiendo por mes más de $2 millones. Pagamos en internaciones e insumos un 78% más que en septiembre de año pasado y la Obra Social Provincia nos dio, en el mismo tiempo, un aumento promedio del 28%", expresó el gerente general del Colegio Médico, Sergio Pérez. Además manifestó que del ingreso total que tiene por mes el Colegio Médico, un 80% proviene de las prestaciones realizadas a los afiliados de la OSP.