Antes del mediodía Bomberos y la Policía de San Juan actuaron en conjunto luego de recibir una llamada que alertaba sobre la presencia de una bomba en el Hospital Federico Cantoni, ubicado en Pocito. Tras realizar una ronda por el lugar y realizar una búsqueda exhautiva, finalmente se determinó que era una falsa alarma. En el medio, tuvieron que evacuar el edificio para actuar de acuerdo a las normas de seguridad previstas por el protocolo.

El Ministerio de Salud emitió un comunicado sobre el tema. "Ante una falsa alarma por un artefacto explosivo en el hospital Federico Cantoni de Pocito, el Ministerio de Salud Pública de San Juan quiere llevar tranquilidad a toda la comunidad del departamento y garantizar el normal desempeño de los servicios de salud que brinda el nosocomio. Agradecemos la colaboración de la Policía y Bomberos de San Juan por su oportuno actuar y acompañamiento a las autoridades de este ministerio".

El 24 de julio se registró un episodio similar en el Centro Cívico. Todas las oficinas estatales que funcionan en dicho edificio tuvieron que ser evacuadas. Se armó un gran revuelo porque los trabajadores estaban por salir y muchos se marcharon sin marcar tarjeta. También se evacuó la Legislatura.

Desde el Gobierno aseguraron que están buscando a los autores de dichas bromas, que implican la activación de un protocolo de seguridad muy complejo. Se registraron 138.837 llamadas falsas al 911. Esto implicó mover personal a un lugar determinado pero al llegar se daban cuenta que eran broma. Las llamadas truchas equivalen al 24,84% del total de las recibidas por el 911.