Seis actas de infracción labró este fin de semana Gendarmería. Fueron por pesca sin permiso, por captura de aves autóctonas y por destrucción de flora local. Los operativos se realizaron en Talacasto, Ullum, y contaron con el apoyo de los inspectores de la Secretaria de Medio Ambiente.

Con el objetivo de intensificar los controles, se decidió armar estos operativos conjuntos. La idea es que se realicen en zonas cercanas a los centros operativos de cada área protegida y es por eso que se realizan rondas por toda la provincia. En San Juan la captura y caza de animales de la fauna autóctona está prohibida por el Código de Faltas y la Ley 606-L, considerando a la misma como un delito.

Durante el fin de semana se decomisaron 28 pejerreyes muertos, que habían sido pescados sin el permiso oficial en la zona de los diques. También, se secuestraron cuatro cactus, un loro barranquero y un cardenal copete rojo. Todos lo decomisado quedó a disposición del Juzgado de Paz correspondiente. Las multas imponen el pago de una importante cantidad de dinero en efectivo.

El último gran decomiso que realizó Medio Ambiente fue de un guanaco, que estaba en Divisadero, Sarmiento. Las personas que tenían en su poder al guanaco, y luego de conocer los riesgos que implicaba para el animal permanecer en cautiverio, decidieron entregarlo a los agentes sin resistencia.

El guanaco estaba en el fondo de una casa en Divisadero.

Cabe destacar que pueden realizarse denuncias de forma anónima al 0800-333-3969 o 4305057. Allí se puede alertar sobre caza, destrucción de flora autóctona y también sobre posesión de animales no permitidos.