Jennifer estaba desaparecida desde el jueves. Este domingo se comunicó con su mamá y le contó que viajó con un amigo.


Después de cuatro días, apareció la joven que era intensamente buscada por la Policía de San Juan y hasta por la Interpol. Jennifer Villarroel, de 19 años, se comunicó telefónicamente este domingo con su familia y confirmó que viajó a México acompañada de un amigo. Si bien expresó que volverá a su provincia en agosto, la Justicia continúa investigando el hecho.

Me mandó una foto del pasaje de regreso que está fechado para el 29 de agosto. Me dijo que está con un amigo y que tenía miedo de que no la dejáramos ir, por eso no nos avisó”, contó Claudia Olmos, madre de Jennifer, en diálogo con Radio del Sur.

La joven había desaparecido el miércoles 24 de julio. Aquella mañana salió de su casa para ir a la facultad y no regresó más. Como no contestaba las llamadas y no había regresado a dormir en la madrugada, su familia hizo la denuncia policial al día siguiente. Inmediatamente se inició la búsqueda, aunque sin resultados positivos. Recién el viernes, cuando intervino el Primer Juzgado de Correccional, se supo que usaron su DNI y su nombre para sacar un pasaje con destino a México.

Su familia y sus amigos desconocían la situación, en declaraciones a la prensa comentaron que Jennifer no tenía amigos en el país azteca y mucho menos dinero para costear un viaje. Con el testimonio de sus cercanos, el caso pasó al Segundo Juzgado Federal y se empezó a investigar un posible caso de trata.

Se supo, con el correr de las horas, que la chica viajó con un hombre identificado como Tomás Lezcano Pérez, aparenta unos 28 años, a quien conoció vía Facebook. 




Comentarios