Este lunes durante la madrugada se dio un hecho de inseguridad en la vecina localidad de Frontera. Un hombre ingresó encapuchado a un domicilio y a mano armada redujo a quienes se encontraban dentro de la vivienda. Luego huyó sin robar nada.

El suceso se dio alrededor de la una de la madrugada de este lunes en una casa ubicada sobre la calle 50, en Frontera. Un hombre ingresó en el domicilio aprovechando que la puerta del mismo se encontraba abierta. El ignoto portaba un arma de fuego con la que amenazó a quienes estaban en el interior.

Luego de reducirlos a punta de pistola, los hizo tirarse en el piso y comenzó a exigirles que le entreguen el dinero. Posteriormente, el delincuente huyó rápidamente del lugar sin llevarse nada.