El intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca, junto con el secretario de Infraestructura, Néstor Gómez, y el representante de la firma TECMA S.A., Cristian Carrozzo, supervisaron la obra de desarenador que se esta llevando a cabo en el predio de la planta municipal de tratamiento de líquidos cloacales.

"El desarenador requirió una inversión de 30 millones de pesos y se encuentra con un 95% de avance, por lo que estimamos que para el mes de noviembre podría estar en funcionamiento. Es muy importante ya que es un paso previo para poder culminar con la Cloaca Máxima y el Colector Sur, y es una obra complementaria que no estaba estipulada en el proyecto inicial, pero se analizó su conveniencia y se aprobó", contó el intendente Ignacio García Aresca, quien agregó que una vez culminado el desarenador "solo nos restaría que nos otorguen la habilitación desde la CRT para el cruce de vías de Av. Caseros".

Una vez finalizada la Cloaca Máxima y el Colector Sur, se duplicará la capacidad con la que hoy cuenta la ciudad que es para 70 mil habitantes, pasando a ser para 140 mil habitantes.

Por su parte, el secretario Néstor Gómez dijo sobre la obra visitada: "Es un orgullo estar visitando esta obra que hace a la calidad de vida de los vecinos, ya que nos permitirá ampliar el sistema de líquidos cloacales llegando a más barrios de nuestra ciudad".

“Para dimensionar la importancia del desarenador debemos decir que se utilizaron unas 56 toneladas de hierro y casi 500 metros cúbicos de hormigón. Va a tener dos canales de entrada, utilizándose solamente uno de ellos y dejando el otro para que cuando se limpie el primer canal no haya problemas en el funcionamiento diario de la planta”, informó el funcionario.

En cuanto a su funcionamiento, Gómez contó que el mismo "permite que el tratamiento de los líquidos cloacales no se vea afectado en el tiempo ya que los líquidos ingresarán a través de la cloaca máxima, pasarán por este desarenador, quedando depositado aquí todos los sólidos, y solamente los motores y respiradores de las lagunas trabajarán con cuestiones biológicas y de limpieza, por lo que en un futuro, al no ingresar ningún solido, no se romperá el sistema de bombeo y tampoco sedimentarán las lagunas, cuestión que limita la profundidad haciendo que trabajen mal, algo que nos estaba ocurriendo antes de esta obra".

Para finalizar, García Aresca comentó respecto a las obras de Cloaca Máxima, Colector Sur, desarenador y lagunas de tratamiento, que para las mismas "se invirtieron cerca de mil millones de pesos, lo que nos da la posibilidad de que más barrios cuenten con el servicio de cloacas ya que con los cuatro barrios (San Cayetano, La Milka, Maipú y Savio) que se sumarán a partir de la licitación que hicimos hace unos días junto al gobierno de la provincia, estaremos abarcando un 84% de los barrios con la red cloacal y permitiendo anexar a la red troncal a aquellos barrios que hoy no cuentan con el servicio".