En los procedimientos, hallaron una camioneta con pedido de secuestro vigente desde el año 2019.


Durante la mañana del miércoles, la División Investigaciones de la Policía con colaboración de un verificador policial realizaron controles de rutina en diferentes talleres mecánicos de autos y motos.

En dichos controles, requisaron un depósito de calle Carlos Gilli al 100, donde observaron tres autos desarmados y repuestos no registrables de motocicletas como plásticos, ruedas, ópticas, en gran cantidad.

En el mismo taller, perteneciente a un hombre de 47 años, controlaron una Renault Traffic color azul, la cual tenía pedido de secuestro desde de octubre de 2019, solicitado por Unidad Judicial de San Francisco. La Fiscalía de turno ordenó el secuestro de la camioneta y de los demás elementos encontrados.




Comentarios