Se trata de Gerardo Gette, quien designó abogado defensor y optó por el silencio.


Con mucha expectativa era aguardada este lunes en San Francisco la posible declaración en Tribunales del único detenido por el asesinato del ginecólogo Daniel Casermeiro, Gerardo Gette.

Sin embargo, el hombre se negó a prestar testimonio ante el fiscal que sigue la causa, Bernardo Alberione.

Gette está imputado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y alevosía. Era conocido de la víctima.

El médico Casermeiro (61) fue ultimado de un balazo en la nuca y su cuerpo fue hallado en un maizal en Estación Luxardo, cerca de San Francisco el jueves pasado.

Gette regresó a la Unidad Penitenciaria Nº 7 donde permanecerá detenido.

Tiene como abogados defensores a los letrados Fernando Martini y José Valverde, quienes adelantaron que pedirán su excarcelación.

Gette y Casermeiro.

“Mi cliente fue injustamente acusado”, dijo la defensa.

La sospecha de la Justicia gira en torno a un crimen motivado en una pelea económica por una deuda.

En ese marco, sospechan los pesquisas, se habría suscitado el enfrentamiento entre el médico y el productor rural por un anterior negocio que habrían tenido.




Comentarios